Londres.-  Se aprobó por unanimidad las sanciones para los futbolistas que simulen una falta, por parte de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), durante la asamblea general que cada año se realiza en el estadio de Wembley.

El “engaño exitoso a un árbitro”, ya sea por una caída exagerada o por una falsa lesión, puede ser castigado ahora con una suspensión de dos partidos.

Los incidentes serán examinados por una comisión formada por un exentrenador, un exjugador y un exárbitro, que analizarán las imágenes de manera independiente. Si los tres comparten la opinión de que hubo una simulación, el jugador será sancionado con esos dos partidos.

La FA sigue así el ejemplo de la Federación Escocesa, que introdujo esta medida en 2011.





Esta nota tiene 127 palabras

No hay comentarios

Dejar respuesta