París.- La tenista rusa María Sharapova promete a sus seguidores levantarse al más alto nivel, luego de que se conociera que la organización del Abierto de Francia, Roland Garros, no le entregará una tarjeta de invitación luego de la suspensión.

La exnúmero uno del mundo, que cayó hasta la 211ª posición, necesitaba una ‘wild-card’ para participar en el prestigioso torneo parisino, que ha conquistado dos veces, en 2012 y 2014, puesto que su clasificación no le permite competir en el cuadro.

“Si hace falta pasar por esto para levantarse, entonces continuaré cada día”, escribió Sharapova en una mensaje en la red social de Twitter, respondiendo por primera vez a la decisión de la Federación Francesa de Tenis (FFT).

“Si existen invitaciones para regresos tras lesiones, no existen en cambio para regresos después de una sanción por dopaje. Le corresponde a ella reconquistar sus títulos”, explicó el presidente de la FFT Bernard Giudicelli en Facebook Live.

“No hay palabras, partidos o actos que me vayan a impedir cumplir mis sueños y tengo muchísimos”, añadió la tenista rusa.

En enero de 2016, durante el Abierto de Australia, Sharapova dio positivo por meldonium, producto añadido el 1 de enero de ese año a la lista de sustancias prohibidas.

Privada de la competición durante dos años por la Federación Internacional de Tenis (ITF), a partir del 26 de enero de 2016, vio reducida luego su sanción a 15 meses por el Tribunal del Arbitraje Deportivo (TAS).





Esta nota tiene 250 palabras

No hay comentarios

Dejar respuesta