Manabí.- Las fuertes lluvias que azotan al país dejan, hasta ahora, un saldo de desastre que cada día suma nuevos afectados ciudades enteras inundadas, Santa Ana, Portoviejo, Milagro, Machala.

Más de dos mil personas evacuadas, vías destruidas, sembríos perdidos, aulas de escuelas convertidas en dormitorios.

La situación lleva a las autoridades a decretar la emergencia en el territorio nacional. La resolución, emitida por la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) el 31 de marzo pasado, tiene como objetivo “otorgar la asistencia humanitaria y realizar todas las acciones inmediatas” para enfrentar los problemas que se registran en el país.

Hasta ayer, el Municipio de Portoviejo notificó que 22 familias habían sido evacuadas de sus hogares, por las inundaciones que sufrieron 14 sectores de este cantón. Solo en la parroquia Colón, unas 240 familias fueron afectadas

Ayer en Rocafuerte se alistaban dos albergues temporales para ubicar a unas 80 familias. El cauce del río Portoviejo ya afectaba a Santa Ana, Portoviejo, Rocafuerte y Sucre. Otros cantones sitiados por las lluvias eran Manta, Montecristi, Tosagua, Chone, San Vicente, Bolívar y Jipijapa.

Reducción CRE Satelital Gladys Sánchez





Esta nota tiene 190 palabras

No hay comentarios