Foto: AP

Un tribunal de apelación estadounidense rechazó en la madrugada del domingo 5 de enero de 2017  la solicitud de la administración de Donald Trump de restablecer de inmediato el decreto antiinmigración del presidente de Estados Unidos, bloqueado por una corte federal.

Te puede interesar: Jueza prolonga prohibición de expulsiones en Estados Unidos por decreto de Donald Trump

El departamento de Justicia recurrió el sábado por la noche, ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, la decisión de un juez federal de bloquear la aplicación de este decreto firmado hace ocho días por Trump, con lo que volvió a abrir las puertas de Estados Unidos a ciudadanos de siete países musulmanes.

Tras la decisión de este tribunal de apelación se mantiene suspendida la aplicación del decreto antiinmigración de Trump, que prohibía la entrada a Estados Unidos a los ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

“Como un juez suspendió la prohibición [de entrada de nacionales de siete países], mucha gente mala y peligrosa podría entrar en nuestro país. Una decisión terrible”, había tuiteado poco antes el presidente estadounidense.

“¡La gente mala está muy feliz!”, insistió Trump.

El juez William Canby Jr. en Phoenix y la jueza Michelle Friedland en San Francisco, no argumentaron las razones de su rechazo a restablecer este decreto, en su sentencia de dos párrafos.

Sin embargo, solicitaron a los Estados de Washington (noroeste) y Minnesota (norte), que interpusieron la demanda contra el decreto de Trump, que suministren documentación en la que se detalle su oposición al recurso gubernamental antes de las 23H59 (lunes a las 07H59 GMT).

Por su lado, el Departamento de Justicia debe presentar el lunes documentos que sustenten su posición.

– Protestas –

La Casa Blanca pretende seguir este pulso y aplicar el decreto a pesar de las condenas, que llegan incluso del campo republicano.

La demanda presentada el lunes por el fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, estimaba que el decreto gubernamental viola los derechos constitucionales de los inmigrantes, al tomar como blanco específicamente a los musulmanes.

Una semana después de la firma del decreto, éste sigue causando indignación en todo el mundo: varios miles de personas volvieron a manifestarse el sábado de Washington a París, pasando por Londres y Berlín.

En Nueva York, unas 3.000 personas respondieron el sábado al llamamiento de la comunidad homosexual para expresar su solidaridad con los musulmanes y con quienes puedan verse afectados por el decreto.

En West Palm Beach (Florida, sudeste) muy cerca de la residencia de Mar-a-Lago en la que Trump pasa el fin de semana con su familia, unas 2.000 personas se manifestaron también el sábado en la noche.

Fuente: AFP





Esta nota tiene 464 palabras

No hay comentarios

Dejar respuesta