Ángel Mena marcó los dos goles para el equipo millonario.

Con la victoria del Club Sport Emelec a su eterno rival Barcelona Sporting Club (2-1), no solo se le daño la ‘fiesta’ de celebración anticipada al equipo torero, sino que también arruinó el ‘récord’ de los amarillos.

Barcelona no había perdido ningún partido en el estadio Monumental Banco Pichincha de Guayaquil desde Octubre del 2015.

El equipo canario necesitaba un empate o una victoria ante los millonarios para proclamarse campeón del fútbol ecuatoriano.

Tras la derrota, Barcelona aún tiene posibilidades de ser campeón directo, el club necesita una victoria ante el Mushuc Runa el próximo domingo para ganar su estrella 15.

Redacción CRE Satelital 





Esta nota tiene 114 palabras

No hay comentarios