Chapecoense, buscará el triunfo. Foto web.

Río de Janeiro.- El Chapecoense tendrá que superar el cansancio de un largo viaje que incluye tramos por carretera y avión antes de visitar el miércoles al Atlético Júnior en el partido de ida por cuartos de final de la Copa Sudamericana.

“El equipo tuvo que modificar su viaje luego de que le cancelaran dos vuelos fletados. Viajará primero a Bolivia antes de seguir rumbo a Colombia y aún no sabemos cuándo llegará”, admitió hoy a Efe un vocero del club de Chapecó, ciudad en el sur de Brasil ubicada a 4.868 kilómetros de la caribeña Barranquilla, la casa del Júnior.

Luego de que las autoridades aeronáuticas brasileñas le negaran los planes de dos vuelos fletados hasta Barranquilla, la dirección del club planeó un complicado viaje.

Tras empatar sin goles en la visita que le hizo el domingo al Cruzeiro en Belo Horizonte por el Campeonato Brasileño, el Chapecoense había planeado viajar en avión hasta Corumbá, ciudad brasileña en la frontera con Bolivia y desde la que seguiría por tierra, en autobús, hasta la ciudad boliviana de Puerto Suárez.

Allí abordaría un vuelo fletado con destino a Barranquilla y una escala en la ciudad colombiana de Leticia.

El Chapecoense se medirá al Júnior en la noche del miércoles y aún no tiene definido su viaje de regreso pese a que el domingo recibirá al Santos en partido de liga.

Pese a los problemas de logística y al cansancio que supondrá para los jugadores, el club brasileño confía en su actual buen momento para alcanzar un resultado favorable en Barranquilla y dar un paso hacia una semifinal en la Sudamericana, tras haber llegado el año pasado hasta cuartos de final en su primera competición internacional.

La posible alineación que usará el miércoles el técnico del Chapecoense, Caio Júnior, es la siguiente: Danilo; Gimenez, Neto, William Thiego y Dener; Sergio Manoel, Matheus Biteco, Cléber Santana y Alan Ruschel; Ananías y Kempes. EFE





Esta nota tiene 329 palabras

No hay comentarios