La IV Cumbre de Seguridad Ciudadana inició el miércoles con la participación de expertos y oficiales bolivianos, que tienen por finalidad analizar las acciones del Gobierno para combatir hechos delincuenciales, así como la discusión de estrategias contra el narcotráfico y el crimen organizado.

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, adelantó que el encuentro de dos días en la sureña ciudad de Sucre permitirá conocer los avances tras la implementación de un nuevo plan de seguridad que incluye la instalación de cámaras de vigilancia en varias localidades y el aumento de las operaciones policiales.

Esta cumbre se desarrolla tras el aumento en la inseguridad ciudadana, lo que obligó al Gobierno boliviano ejecutar el Plan Chachapuma, con un despliegue policial que conllevó, hasta la fecha, a casi tres mil detenciones y la requisa a 10 mil vehículos.

De acuerdo con datos oficiales, solo en esta capital y en las ciudades de El Alto, en la periferia; y Cochabamba, en el centro, se realizaron casi 33 mil operaciones policiales desde abril pasado.

Las cumbres de seguridad ciudadana surgieron a iniciativa del presidente Evo Morales, luego de que el gobernador de la oriental ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Rubén Costas, resultó herido cuando intentó evitar un robo.





Esta nota tiene 203 palabras . .

No hay comentarios