NEW YORK (CRE.).-Las autoridades canadienses han rescatado este miércoles a varios turistas que se encontraban varados desde la madrugada del martes en un témpano de hielo en las inmediaciones de la isla Baffin, en el norte de Canadá.

Los turistas se quedaron a la deriva cuando un enorme fragmento de hielo de unos 50 kilómetros se desprendió de la isla de Baffin entre el lunes por la noche y la madrugada del martes y flotó varios kilómetros mar adentro, según datos de ‘CNN’.

La portavoz de la Real Policía Montada Canadiense, Yvonne Niego, ha expresado que dentro de las 20 personas atrapadas en el témpano de hielo se encontraban guías locales y turistas canadienses y extranjeros, dos de ellos estadounidenses.

De igual modo ha señalado que las personas se mantuvieron a salvo ya que contaban con un campamento, refugio y suministros.

La funcionaria ha indicado que también diez cazadores habían quedado atrapados, pero que lograron cruzar a tierra firme después de que el trozo de hielo se dividiera y su sección flotase cerca de la costa la tarde del martes.

Las autoridades fueron alertadas de la situación por un avión de rescate, el cual facilitó kits de supervivencia a los náufragos, los cuales consistían en teléfonos por satélite, balsas inflables y raciones de comida.

El avión permanecía vigilando al grupo varado mientras esperaba que los helicópteros de rescate llegaran. Sin embargo cuando los helicópteros llegaron este miércoles, el mal tiempo les impidió montar el grupo a bordo, aunque posteriormente pudieron llegar a tierra firme y ser socorridos.

DESPRENDIMIENTO

El desprendimiento del bloque del hielo ocurrió cuando los turistas estaban acampando sobre el mismo. El bloque, tres veces el tamaño del Central Park de Nueva York, se desprendió y se alejó del resto de la superficie.

“La ruptura de los bloques de hielo es muy común en esta época del año”, ha señalado el portavoz de la Fuerza Aérea canadiense, Steven Neta. De acuerdo a la guardia costera canadiense la capa de hielo donde se encontraban los turistas chocó con otra la madrugada de este miércoles.

El segundo bloque de hielo estaba tocando tierra. “Ellos fueron capaces de caminar de un témpano de hielo al otro y de ahí a la tierra”, ha explicado el coordinador marino cristiana Cafiti. “Todo el mundo está sano y salvo.”

Fuente: Europa Press





Esta nota tiene 378 palabras . .

No hay comentarios