MIAMI (CRE.).-La nueva ley de comunicación oficializa una nueva serie de “delitos de prensa” que privilegian al Gobierno sobre el derecho a la información de los ciudadanos según la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), con sede en Miami.

La Ley Orgánica de Comunicación, que fue aprobada por la legislatura tipifica como delito el denominado “linchamiento mediático” que es la “difusión reiterada de información con el propósito de desprestigiar o reducir la credibilidad de las personas física y jurídicas”.

Para Claudio Paolillo, presidente de SIP, el cuerpo legal “debilitará los procesos de investigación periodística e impedirá que el público, que la ciudadanía conozca lo que los poderes tratan de ocultar”.

Mediante un comunicado el organismo internacional reiteró que la Lay “no sólo valida la mordaza sino que establece la censura previa y crea las instancias que identificarán y sancionarán las violaciones, dando al oficialismo el poder absoluto para eliminar la libertad de expresión y de prensa”.

“Lamentablemente no nos sorprende que el Gobierno del presidente Rafael Correa continúe creando delitos de prensa con el objetivo de blindar a su Gobierno de la crítica y la rendición de cuentas”, ratificó el titular de la SIP.





Esta nota tiene 189 palabras . .

No hay comentarios