El Gobierno chino calificó este martes de “infundadas” las acusaciones de Washington que Pekín ayudó al extécnico de la CIA Edward Snowden a huir de Hong Kong.

Así respondió este martes la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores china, Hua Chunying, en una rueda de prensa de Pekín, que añadió que “no es razonable por parte de Estados Unidos cuestionar la gestión de Hong Kong de sus asuntos de acuerdo a la ley”.

“Las acusaciones contra el Gobierno central chino no tienen fundamento. China no puede aceptarlo”, enfatizó Hua.

La portavoz presidencial estadounidense Jay Carney aseguró el pasado lunes, que “no creemos” que Snowden pudiera abandonar Hong Kong en un avión con destino a Moscú por un fallo formal en la petición de extradición de Estados Unidos, y aseguró que es una “elección deliberada” para dejarle escapar.

Preguntada acerca de si este hecho tendrá un “impacto negativo” en las relaciones con EE.UU., tal y como asegura la Casa Blanca, Hua se limitó a señalar que “mantener el buen estado” de las mismas “sirve a los intereses fundamentales de ambos países”.

“Esperamos que Estados Unidos trabaje con China para alcanzar un consenso en los asuntos de fricción y en las diferencias entre ambos y progresar en las relaciones bilaterales”, agregó la portavoz.

Ambas naciones están en contacto para diálogos el próximo mes

Hua dio prácticamente la misma respuesta, a si el Gobierno de la potencia asiática considera que el asunto ensombrecerá el diálogo estratégico que EE.UU. y China celebrarán en Washington el próximo mes, y sólo añadió que “ambos estamos en contacto” para la cita.

Snowden, responsable de filtrar información sobre el programa de vigilancia secreto a las comunicaciones de EE.UU., abandonó el domingo Hong Kong rumbo a Rusia, y desde entonces se encuentra en paradero desconocido, aunque se prevé que intente pedir refugio en Ecuador.

Estados Unidos había emitido previamente una petición de extradición de Snowden en virtud del tratado al respecto que mantiene con la excolonia británica, que la isla rechazó por considerar que no reunía los requisitos técnicos suficientes.

El Gobierno de Hong Kong, región administrativa especial china, defendió el pasado lunes su decisión y aseguró que es un “buen ejemplo del poder de la ley” y “del estado de justicia y derecho que defendemos”, según declaró el jefe del Ejecutivo, Cy Leung.

“Muestra el alto grado de autonomía que tenemos”, aseguró entonces el líder hongkonés.





Esta nota tiene 397 palabras .

No hay comentarios