El ministro de Educación, Augusto Espinosa, anunció que los niños que cumplan cuatro años ocho meses hasta el 1 de septiembre, podrán ser matriculados en primer año de educación básica.

Con esto, se flexibiliza la norma obligatoria que establecía 5 años como edad mínima para obtener un cupo para ingresar a las escuelas.

Esta medida generó malestar en los padres de familia, especialmente, en la Sierra ya que en septiembre inicia el ciclo escolar.

El secretario de Estado ha solicitado al presidente de la República, Rafael Correa, que apruebe la reforma al artículo 153 de la norma vigente.

De ser aprobada la reforma por el Primer Mandatario, esta entrará en vigencia cuando sea publicada en el Registro Oficial (RO).





Esta nota tiene 115 palabras

No hay comentarios