BRASILIA (CRE.).-Cleonice Viera de Moraes, de 54 años, una barrendera que inhalò gas lacrimògeno lanzado por la policìa contra manifestantes en la ciudad de Belèn, estado de Parà, muriò de un paro cardiàco y es la segunda vìctima mortal de las manifestaciones que sacuden a Brasil desde la semana pasada, informaron fuentes oficiales.

La primera víctima fue un joven de 18 años que murió atropellado el jueves a la noche en la ciudad de Ribeirao Preto (estado de Sao Paulo) en una de las manifestaciones en demanda de mejores servicios públicos que movilizaron a más de un millón de brasileños en más de 80 ciudades del país.

El aumento de las manifestaciones en número de gente y ciudades, varias con escenas de violencia, llevó a la presidenta Dilma Rousseff a cancelar un viaje a Japón y convocar una reunión de emergencia de su gabinete para este viernes.

Fuente: BBC





Esta nota tiene 146 palabras . .

No hay comentarios