Boris López Mendoza, uno de los delincuentes más buscados de Ecuador, arribó la noche del jueves al país, extraditado desde Panamá.

López llegó al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito. Poseía 20 órdenes de capturas vigentes por lo que era requerido por las autoridades ecuatorianas.

La detención del ecuatoriano se dio el pasado 7 de junio en un operativo conjunto efectuado entre las autoridades de ambos países.

El detenido era requerido por el Juzgado Décimo Sexto de Garantías Penales de Manabí por delitos de estafa, asesinato, asociación ilícita y abuso de confianza.





Esta nota tiene 88 palabras .

No hay comentarios