El futbolista brasileño, Rivaldo Ferreira, se unió a las protestas que se realizan en el país aduciendo que Brasil no tiene condiciones para organizar un mundial de fútbol.

“Es una vergüenza estar gastando tanto dinero para este mundial y dejar los hospitales y escuelas en condiciones precarias”, escribió Rivaldo en su cuenta de Twitter @rivaldooficial.

“Necesitaba desahogarme, pues yo fui pobre y sentí en la piel la dificultad de estudiar en una escuela pública y no tener un buen servicio de salud”, agregó el exjugador del
Barcelona y Deportivo La Coruña.

La queja de Rivaldo se une al apoyo que expresaron el martes los jugadores de la selección brasileña ante las protestas multitudinarias que se han extendido por el país.

Las manifestaciones comenzaron por el alza de la tarifa de los autobuses y han catalizado la insatisfacción con otros temas, entre ellos el despilfarro con las obras de la Copa Confederaciones, que comenzó el sábado pasado, el Mundial de 2014, la inflación y la mala calidad de la sanidad y la educación pública.





Esta nota tiene 168 palabras . .

No hay comentarios