WASHINGTON (CRE.).-Un proyecto del Partido Republicano que criminaliza la inmigración ilegal y permite a la Policía de los estados investigar el estatuto migratorio de sospechosos fue aprobado este martes en la comisión de Asuntos Judiciales de la Cámara de Representantes.

Personas que asistían a la audiencia legislativa interrumpieron a gritos el debate, lo que obligó a suspenderlo durante varios minutos, por orden del presidente de la comisión, el republicano Robert Goodlatte.

Tras reanudarse la discusión, la votación arrojó 21 votos a favor y 16 en contra el proyecto de ley, denominado “Safe”, cuyo acrónimo en inglés significa proyecto para Fortalecer y Aplicar la Ley.
La ley es el primer proyecto republicano para abordar el debate sobre una reforma migratoria integral en el Congreso, y ahora pasará al pleno de la Cámara de Representantes.
En el Senado se está debatiendo paralelamente un proyecto mucho más amplio, integral, que contempla no solamente medidas de seguridad, sino también un camino para legalizar los once millones de indocumentados que hay en el país.
“Aplicar la ley me parece que es un punto razonable para empezar”, declaró el autor del texto de Safe (seguro, en inglés), el republicano Trey Gowdy.
Goodlatte, que presentó una enmienda a la totalidad que endurece aún más la medida, señaló por su parte que “una reforma migratoria real necesita tener mecanismos que garanticen que el presidente no puede simplemente ignorar la aplicación de las leyes migratorias”.
Obama ha impulsado la reforma migratoria para solucionar el estado de los inmigrantes 
La reforma migratoria es uno de los objetivos legislativos más apremiantes para el presidente Barack Obama, quien ha emitido decretos para suavizar la situación de los indocumentados en el país, tras batir récords de deportación en los últimos cuatro años.
“Crear un delito penal creo que es una mala política”, criticó la demócrata Zoe Lofgren, quien recordó que una ley similar fracasó en el Congreso en 2005.
“Quiero que mis colegas del otro partido entiendan que esos a los que ustedes quieren criminalizar comparten un banco en la iglesia conmigo; son mis vecinos”, añadió el también demócrata Luis Gutiérrez.
El tema migratorio plantea apasionadas discusiones dentro y fuera del Congreso, y una mayoría de estadounidenses se muestra favorable a una reforma a cambio de más seguridad en la frontera, según los sondeos.

Fuente: AFP.




Esta nota tiene 370 palabras . .

No hay comentarios