Un golazo de Neymar encarriló un cómodo triunfo 3-0 de Brasil sobre un débil Japón, que no ofreció mayores preocupaciones al equipo anfitrión en la inauguración de la Copa Confederaciones.

Neymar, con un trallazo al inicio de la primera parte; Paulinho, con un rápido remate al comienzo de la segunda; y J, en un contraataque en el descuento, liquidaron el partido para la selección brasileña, que jugó mejor que en los últimos amistosos, pero sin llegar a abrumar a su rival.

Japón fue acorde con su posición como equipo más flojo del Grupo A y prácticamente no incomodó a su rival, a no ser por unos remates puntuales en los que el arquero Julio César, muy inseguro, retuvo a dos tiempos.

El partido, que estuvo envuelto en un clima de fiesta por la afición local, dejó a Brasil una preocupación por su principal figura, Neymar, que tuvo que ser sustituido por un fuerte golpe en la espalda.

El juego de la ‘Canarinha’ decayó en intensidad a mediados de la primera parte, lo que generó los primeros rumores de críticas desde la grada, aunque los goles disimularon eso y la hinchada que estuvo presente en el estadio Nacional de Brasilia celebró el triunfo.

Alineaciones:

Brasil: Julio César; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz y Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho y Oscar; Hulk (Hernanes), Neymar (Lucas Moura) y Fred (J).
DT: Luiz Felipe Scolari.

Japón: Kawashima; Uchida, Yoshida, Konno y Nagamoto; Endo (Hosogai), Hasebe, Honda (Inui) y Kiyotake (Maeda); Kagawa y Okazaki.
DT: Alberto Zaccheroni.





Esta nota tiene 243 palabras .

No hay comentarios