De retroceso histórico para la región. Así calificó la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a la nueva Ley de Comunicación que se aprobó el viernes en Ecuador.

El organismo consideró que el cuerpo legal “consagra la violación de los derechos humanos y la censura previa”. Asimismo, la SIP se refirió al presidente de la República, Rafael Correa señalándolo como un “Gran Editor”.

“Con la aprobación de esta ley liberticida se produce uno de los retrocesos más graves en materia de libertad de expresión de la historia reciente de América Latina”, sostuvo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, el uruguayo Claudio Paolillo.

A criterio del funcionario, la Ley de Comunicación faculta al Estado para -según su criterio- imponer contenidos a los medios de comunicación.

La Ley de Comunicación fue aprobada el viernes en la Asamblea Nacional, con 108 votos a favor, luego de que estuvo postergada por casi tres años.

El nuevo cuerpo legal consta de 119 artículos, 22 disposiciones transitorias, 6 reformatorias y 2 derogatorias. Prohíbe la concentración de frecuencias de radio y televisión.





Esta nota tiene 177 palabras .

No hay comentarios