ATENAS (CRE.).-El repentino cierre del canal estatal de televisión y de radio de Grecia, ERT, ha provocado que varios servicios públicos en Grecia se encuentren prácticamente paralizados a causa de la convocatoria a una huelga general de 24 horas.

Hospitales, escuelas, transporte público y medios de comunicación se han visto afectados.

Los dos principales sindicatos de Grecia habían convocado a la huelga alegando que la decisión del gobierno de cerrar ERT fue un movimiento de estilo golpista.

Por su parte, el presidente griego, Antonis Samaras, insiste en que era lo correcto y describió la emisora como un símbolo de residuos; sin embargo, el gobierno habría indicado que volverá a abrir ERT pero con menos personal.

Los trabajadores despedidos de la estación han organizado sentadas y continúan emitiendo su señal a través de internet.





Esta nota tiene 129 palabras . .

No hay comentarios