El delantero brasileño Robinho indicó a la directiva del Milán que está listo para regresar al Santos y pidió que se agilice la tratativa para que se dé rápido su retorno al club que lo lanzó a la fama.

Las alternativas que baraja el club paulista son, por un lado, invertir en la compra del pase de Robinho, cinco o seis millones de euros que ingresará por la cesión de Neymar al Barcelona, que pagó 57 millones por la operación.

La otra alternativa del club brasileño es proponer un canje por el arquero Rafael, a quien en Brasil se lo considera el heredero de Julio César y hoy juega en Queens Park Rangers de Inglaterra.

Robinho interesa también a Fluminense y Flamengo, que está por contratar al DT Mano Menezes, quien estima mucho al delantero que brilló en el período 2002-05, lo cual le permitió pasar a Real Madrid.

Sin embargo, el problema para ambos no es sólo económico (el club carioca no puede pagar los 5 millones pedidos) sino sentimental, pues el jugador quiere pasar a Santos, el club que ama.





Esta nota tiene 178 palabras .

No hay comentarios