Un enfrentamiento entre comerciantes minoristas y policías metropolitanos ocurrió el miércoles en el Mercado de Transferencia de Víveres, ubicado al norte de Guayaquil.

La gresca se dio porque los minoristas intentaban ingresar a la fuerza a la terminal de víveres, pero los municipales les impedían el paso exigiéndoles la presentación de la credencial para laborar en el centro de abastos.

Al reclamo se unieron los mayoristas, que esperaban vender sus productos a los minoristas. Esto provocó un forcejeo que terminó con el ingreso a la fuerza de los comerciantes.

El acceso al lugar les estaba impedido desde el viernes a los comerciantes que no poseen la credencial.

Ante esta situación, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, aseguró que no permitirá que personas que no tengan la credencial comercialicen sus productos dentro del mercado.





Esta nota tiene 129 palabras . .

No hay comentarios