SIRIA (C.R.E.)

Dos organizaciones activistas dijeron que hasta sesenta personas, en su mayoría militantes leales al presidente Bashar al Asad, murieron en una redada en la aldea chiita de Hatla.

El grupo libanés chiita Hezbolá, que apoya a las tropas del gobierno sirio, dijo que clérigos chiítas, sus mujeres y han sido asesinados y sus casas quemadas.

El conflicto en Siria se ha radicalizado entre las distintas facciones del Islam. Los rebeldes, en su mayoría sunitas, están tratando de derrocar al presidente Bashar al Asad, que pertenece a una rama chiita.

Las Naciones Unidas dicen que el conflicto ha cobrado 80.000 vidas y desplazó a más de 1.000.000 de personas.

Fuente: BBC





Esta nota tiene 107 palabras .

No hay comentarios