El saldo de heridos por los enfrentamientos en Turquía este martes subió a 200, al tomar la policía nuevamente el control principalmente en la plaza de Taskim, en lo que constituyen las manifestaciones màs graves de los ultimos 10 años.

Pese a que el gobierno se había comprometido a respetar el campamento de Gezi, cuyo desalojo para un nuevo proyecto de urbanizaciòn desencadenó las protestas, la policìa arremetiò llegando al lugar incluso con blindados.

Los manifestantes se han pronunciado en contra del uso de medios violentos, a pesar de que se han sucedido batallas con còcteles molotov, ambiente en el cual se dio el enfrentamiento entre la policìa y un nutrido grupo de protestantes.





Esta nota tiene 112 palabras .

No hay comentarios