QUITO (C.R.E.)

La compañia minera canadiense Kinross Gold Corp anunciò el lunes su decisiòn de frenar el desarrollo del proyecto aurìfero Fruta del Norte en Ecuador, debido a la falta de un acuerdo con el gobierno de ese paìs para la explotaciòn del yacimiento.

El presidente ejecutivo de la firma, Paul Rollinson, aseguró que Ecuador se negó a ceder sobre un impuesto a los ingresos extraordinarios y ha indicado que no aprobaría una venta o la extensión del permiso de operación que estuvo vigente dos años y vence el 1 de agosto.

El yacimiento de oro Fruta del Norte es la tercera reserva más importante a nivel mundial de este metal descubierta en los últimos 20 años.

El Ministro de Recursos Naturales No Renovables de Ecuador, Pedro Merizalde, dijo que Kinross abandonaba el país porque “los beneficios esperados por ellos no convienen a sus accionistas.

“No hemos cedido ante las propuestas de las transnacionales; el Estado mantiene la soberanía ante el manejo de sus recursos naturales”, agregó en un comunicado de la Agencia de Noticias Andes.

La medida es un golpe para el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien envió un paquete de reformas a la ley de minería, en un intento por destrabar las negociaciones con Kinross y atraer inversión foránea al incipiente sector.





Esta nota tiene 210 palabras . .

No hay comentarios