El Ministerio del Interior y la Intendencia de Policía de Pichincha dispusieron de 1.400 efectivos que estarán encargados del operativo de seguridad antes, durante y después del partido por eliminatorias entre las selecciones de Ecuador y Argentina.

La planificación incluye el despliegue de personal policial para el control de la reventa de entradas para el partido.

En ese sentido, la intendenta de Policía, Cristina Silva, explicó que agentes de esta dependencia estarán ubicados hasta la hora del partido en los alrededores del estadio Olímpico Atahualpa.

“Existe una regulación específica que determina que el precio oficial de venta de cada boleto fuera de ventanilla no podrá tener más de un 10 por ciento de recargo y solo por parte de personal de la asociación de vendedores reconocida por las autoridades del Distrito Metropolitano de Quito”, sostuvo.

Asimismo, el operativo abarcará también la venta de bebidas alcohólicas dentro del escenario deportivo. La funcionaria señaló que se ha dispuesto que cada expendedor no venda más allá de 10 jabas de la bebida de moderación y el horario de expendio será 10 minutos antes de iniciar el encuentro y durante el entretiempo.

El personal encargado del tránsito en los alrededores del estadio comenzará su labor desde las 05h00 del martes. Intervendrán también contingentes de la Unidad Canina, Policía Judicial, Servicio Urbano, Inteligencia, Dinapen, entre otras instituciones.





Esta nota tiene 217 palabras . .

No hay comentarios