El departamento de prensa de la Policía turca ha reconocido este lunes que en las dos últimas semanas hasta cuatro agentes se han suicidado, aunque ha desvinculado estos sucesos de las protestas masivas en las principales ciudades del país y que tienen su epicentro en la plaza Taksim de Estambul.

La Policía desmiente así las recientes declaraciones del secretario general del sindicato policial Emniyet-Sen, Faruk Sezer, que denunció los turnos de hasta 120 horas y las malas condiciones en las que tenían que dormir los agentes desplazados a las grandes ciudades para frenar los disturbios y que habrían provocado seis suicidios.

Sezer, “el supuesto líder del supuesto sindicato policial que ha sido expulsado de nuestra organización” ha realizado declaraciones “engañosas”, según el comunicado policial, recogido por el diario turco ‘Hürriyet’ en su edición digital. “Ninguno de nuestros agentes se ha suicidado debido a los incidentes del parque Gezi”, prosigue.

“En las dos últimas semanas dos miembros del cuerpo se han suicidado debido a problemas familiares, dos por problemas psicológicos y uno después de que su hermano suspendiera el examen de acceso en la Academia de Policía, un total de cuatro”, explica la Policía.

El cuerpo denuncia que las declaraciones de Sezer han provocado desánimo entre los agentes y ha solicitado a los medios que ignoren este tipo de afirmaciones engañosas.

Las fuerzas policiales han sido acusadas de brutalidad y de uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes, pero Sezen denunció el domingo en declaraciones a ‘Hürriyet’ ha señalado que los agentes también están en una situación complicada, obligados a trabajar en condiciones muy difíciles, como turnos de 120 horas seguidas.

“La violencia que se puede ver al final es el reflejo de la violencia que sufren los policías. No sólo padecen la violencia de los manifestantes, sino que tienen que cubrir turnos de 120 horas seguidas de trabajo o comer pan y alimentos rancios”, aseguró el sindicalista. “La Policía sufre también la violencia del sistema”, apostilló.

Policías de otras regiones han sido trasladados a las grandes ciudades y duermen en bancos, sobre los escudos del equipo antidisturbios o sobre cartones ante la falta de instalaciones adecuadas para su alojamiento, reveló Sezer.

Fuente: Europa Press





Esta nota tiene 357 palabras . .

No hay comentarios