El otrora ‘Rey de Copas’ del fútbol argentino, Independiente de Avellaneda, pasa por lo más triste de su historia, quedando a un paso del descenso a la B Nacional tras la derrota en condición de visitante ante River Plate.

Para el tradicional equipo argentino, todo era cuesta arriba. Las últimas derrotas acabaron con las pocas posibilidades que tenían de salvar la categoría, más aun tras los buenos resultados obtenidos por San Martín de San Juan, Argentinos Juniors y Quilmes, rivales en la lucha del no descenso.

Esta vez tenia una dura parada visitando a River Plate, uno de los líderes del Torneo Finalización, que buscaba la victoria para asegurarse el primer lugar en la tabla de posiciones.

La historia no fue diferente a la última de Independiente, los goles de Juan Manuel Iturbe y Manuel Lanzini fueron fuertes golpes para la hinchada de los ‘Diablos Rojos’, que explotó y causó disturbios en las gradas visitantes.

El descuento de Daniel Montenegro para los visitantes no le alcanzó para nada, y ahora para el cuadro de Avellaneda, las esperanzas están puestas en lo que haga Argentinos Juniors, que de ganar ante San Lorenzo sentenciaría a Independiente al descenso, suerte que no lo había vivido nunca en su exitosa historia.

Fuente: Futbolizados





Esta nota tiene 204 palabras . .

No hay comentarios