Un año de sufrir las hieles de jugar en la segunda categoría del fútbol español tuvo que esperar Villarreal para sellar su regreso a la serie de privilegio, tras derrotar esta tarde por la mínima diferencia al Almería.

Era el partido que todos los hinchas del ‘Submarino Amarillo’ esperaban. El estadio El Madrigal estaba a reventar, como en los mejores tiempos del Villarreal, jugando la semifinal de la Champions League.

Era el último paso que le faltaba para sellar el ascenso, pero en el campo de juego las cosas parecían complicarse, con los minutos que pasaban y el gol que no llegaba. La superioridad de los locales no bastaba para romper el cerrojo del Almería.

Hasta que al minuto 55, una buena jugada de Jonathan Pereira terminaría en el fondo de las redes, desatando la euforia en los hinchas, que esperaron con ansias el final del partido.

El pitazo final del árbitro desató la alegría. Jugadores y cuerpo técnico en el campo de juego, con la emoción notoria, compaginaban con la celebración de los hinchas en las gradas, que encendieron la fiesta por el regreso a la serie de privilegio.

Fuente: Futbolizados





Esta nota tiene 187 palabras . .

No hay comentarios