La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fue blanco de críticas por parte de los cancilleres de Ecuador y Venezuela, que acusaron al organismo de actuar de una manera subjetiva y discriminatoria.

Elías Jaua, de Venezuela, y Ricardo Patiño, de Ecuador, solicitaron que el informe anual de la CIDH sea revisado de manera integral e inclusiva. “No discriminatoria, no selectiva ni politizada. El documento debe presentar una panorámica de la situación de los derechos humanos en el hemisferio”, dijo Jaua.

El funcionario explicó que el documento debe identificar los avances y los desafíos, en materia de derechos humanos, de todos los Estados, inclusive en aquellos que no reconocen la competencia de la Comisión y la jurisdicción de la Corte (Interamericana de Derechos Humanos).

El canciller Patiño habló de la falta de rigor de ese informe, lo que aseveró que pone al descubierto la voluntad de afectar políticamente a Ecuador y al Gobierno del presidente Rafael Correa. “Son 33 páginas dedicadas al Ecuador para intentar demostrar que en el país no se respeta la libertad de expresión y para ello se tergiversa la información al acudir a fuentes parciales sin verificar ni contrastar lo que ellas dicen”.





Esta nota tiene 193 palabras . .

No hay comentarios