El presidente de la República, Rafael Correa, condecoró con el collar de la Orden de San Lorenzo a Luiz Inácio Lula Da Silva, ex mandatario de Brasil, por su vocación de servicio que impulsó a que 36 millones de personas salgan de la pobreza y que 20 millones de brasileños tengan empleos formales.

Previamente, Correa se reunió con el ex Jefe de Estado brasileño en el Palacio de Carondelet. Destacó la labor que Lula hizo por los pobres. “Yo entiendo por democracia el derecho a comer no el derecho a gritar. Estamos construyendo la verdadera democracia”, dijo el Mandatario ecuatoriano.

Por su parte, Lula Da Silva agradeció a Correa por la condecoración y le dijo que es uno de los líderes más fuertes que conoce.

Asimismo, manifestó que nunca soñó con ser presidente. “Sucedió por obra del destino. Yo no me había muerto a los 5 años cuando la mayoría de los niños morían en Brasil antes de los 5 años de edad. Después, sobreviví en Sao Paulo viviendo en una cocina y un cuartito junto con 13 personas”.

“Jamás espere ser dirigente sindical y en junio de 1978 me dije: a mí no me gusta la política y no me gustan aquellos que les gusta la política. Dos años más tarde, estaba creando un partido político” dijo Lula en su intervención.





Esta nota tiene 217 palabras . .

No hay comentarios