Los gobiernos de Nicaragua, Venezuela, Bolivia y Ecuador resolvieron retirarse de la Junta Interamericana de Defensa (JID), entidad adscrita a la Organización de Estados Americanos (OEA) por considerar que no tiene sentido seguir formando parte de ella.

Los cancilleres de estos países, que también integran la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA), dieron la noticia durante la Asamblea General número 43 de la OEA, que se celebró en Guatemala.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, señaló que esta medida se la vino analizando desde hace varios meses y la resolución se oficializará el 13 de julio en Guayaquil, en el marco de la Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado de la ALBA.

“No tiene ningún sentido seguir perteneciendo a la JID porque la misma no ha sabido responder a las necesidades de los países latinoamericanos. La JID ha hecho de nuestros ejércitos y policías apéndices de los intereses norteamericanos y solo ha servido para formar gente para vigilarnos y controlarnos”, señaló el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño.

La JID es el órgano de la OEA encargado de asesorar a los países miembros en políticas de defensa y seguridad, y diseñar estrategias para afrontar amenazas continentales. La salida de los países de la ALBA de la JID forma parte de las políticas de reforma que esa asociación de países promueve en el sistema de instituciones interamericanas, principalmente las relacionadas con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).





Esta nota tiene 231 palabras . .

No hay comentarios