Los miembros de las comunidades amazónicas afectadas por los supuestos daños ambientales que habría ocasionado la empresa Chevrón se encuentran preocupados por la decisión de la Corte Suprema de Argentina de dejar sin efecto un embargo de 19.000 millones de dólares en contra de la petrolera estadounidense.

Pablo Fajardo, abogado de los demandantes, sostuvo que a los querellantes les preocupa la actitud del juez Ricardo Lorenzetti de revocar el fallo de la justicia civil. El magistrado co-preside un consejo asesor del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). “Es un ambientalista que no actuó de acuerdo a sus principios”.

“Nos causa un poco de sorpresa la actitud del presidente de la Corte Suprema argentina, porque saca una resolución totalmente contraria al derecho ambiental”, agregó el abogado querellante.

“Lo que adujo la Corte Suprema es que la subsidiaria de Chevrón en Argentina no tuvo acceso a la legítima defensa y que las subsidiarias son cosa distinta de la empresa matriz, lo cual no es verdad”, puntualizó Fajardo.

El abogado fue claro en señalar que las deudas que tiene Chevrón Corporation las debe poder pagar cualquier subsidiaria de la empresa.





Esta nota tiene 186 palabras . .

No hay comentarios