Tras meses de vivir en medio de una gran tensión, Corea del Norte y Corea del Sur han acordado finalmente emprender el camino a las conversaciones para solucionar el malestar entre ellas.

Pyongyang, propuso una reunión, en la que se quiere discutir la reapertura del complejo industrial conjunto de Kaesong y reanudar los viajes transfronterizos.

Las relaciones se vieron afectadas a causa el lanzamiento de un satélite y una prueba nuclear por el Norte.

En un comunicado emitido por el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, se señala que en las conversaciones se buscará normalizar los proyectos comerciales de ambas coreas, después de meses de tensiones militares que se desataron tras las pruebas nucleares de Pyongyang el pasado mes de febrero.

Aunque no se han dado datos de a qué nivel tendrán lugar las conversaciones, el comité indicó que tanto la fecha como el lugar se podrá establecer en función a “la conveniencia del sur”.

 





Esta nota tiene 152 palabras . .

No hay comentarios