La Asamblea General número 43 de la Organización de Estados Americanos (OEA) resolvió, tras un consenso, que la renovación de las políticas antidrogas deberá esperar hasta el 2015.

“Hemos alcanzado un consenso que será presentado a la plenaria de la asamblea el miércoles, donde se combinan las diferentes inquietudes de todas las delegaciones”, sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Fernando Carrera.

De acuerdo al calendario establecido por los cancilleres, habrá una profundización técnica de las propuestas, por parte de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) y otras instancias, que serviría de insumo para una Asamblea General extraordinaria en el primer semestre de 2014.

Como segundo paso, podría realizarse una cumbre de jefes de Estado para establecer su postura rumbo a la reunión sobre política de drogas convocada para el 2016 por la ONU.

Carrera indicó que la mayor preocupación que había era que se llevaran a cabo cambios muy acelerados que pudieran generar de alguna manera falta de continuidad en las políticas públicas.

“Yo no podría decir hay un consenso continental para legalizar el consumo de las drogas. Yo no creo que eso sea lo que está saliendo de esta Asamblea General. Lo que hay es un consenso continental para debatir la política de drogas”, indicó.





Esta nota tiene 208 palabras .

No hay comentarios