Cuatro de los trece jóvenes que se fugaron del Centro de Adolescentes Infractores de Riobamba fueron trasladados a Quito hasta que los jueces definan el proceso en contra de ellos.

Los detenidos cumplían varias condenas en Riobamba y fueron trasladados al Centro Virgilio Guerrero, ubicado en Quito.

Uno de ellos, el joven de 17 años que habría asesinado al policía Guamán durante la fuga, cumplía una sentencia de cuatro años por otro asesinato.

El comandante General de la Policía, Rodrigo Suarez, señaló que ya cumplieron con su tarea. Por su parte, la delegada del Ministerio del Interior, Lady Zúñiga, dijoque por ahora está previsto que los jóvenes se queden en Quito.





Esta nota tiene 108 palabras . .

No hay comentarios