A propósito de la Asamblea General número 43 de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se desarrolla en Guatemala, la organización Human Rights Watch pidió que se apruebe la despenalización del consumo de las drogas por considerar que su prohibición atenta contra los derechos humanos.

Según el organismo, los gobiernos de turno deberían aplicar políticas en cuanto a reglamento y salud pública que no tengan carácter penal y así disuadir el consumo nocivo de las sustancias estupefacientes.

“La guerra contra las drogas ha tenido efectos nefastos en las Américas, que incluyen desde matanzas perpetradas por despiadadas organizaciones de narcotráfico hasta abusos aberrantes cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad que las combaten”, sostuvo el director para las Américas de Human Rights Watch, José Vivanco.

No obstante, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, advirtió que la Asamblea General no tomará ninguna decisión al respecto. Añadió que esa discusión se abordará en futuros espacios de análisis que aún no están definidos.





Esta nota tiene 161 palabras . .

No hay comentarios