Los restos de dos navíos españoles hundidos por el corsario holandés Joris van Spilbergen, en 1615, fueron localizados frente al balneario Cerro Azul, a más de 100 kilómetros al sur de Lima, informó el Ministerio de Cultura de Perú.

El galeón Santa Ana y el patache (embarcación menor) San Francisco fueron ubicados a una milla mar adentro, indicó el historiador Jorge Ortiz, quien encabezó la investigación y la búsqueda, auspiciada por National Geographic de Estados Unidos.

Ortiz indicó que la localización fue posible con el uso de un magnetómetro y un detector de metales, que alertó once anomalías magnéticas que señalarían el lugar donde se encuentran los restos de los dos navíos españoles.

El Santa Ana y el Patache fueron hundidos en una batalla naval librada frente a Cerro Azul, actualmente un conocido balneario. El combate fue parte de la expedición en la que antes los corsarios asolaron las costas de Chile y posteriormente llegaron hasta México, indicó Ortiz.

El historiador señaló que el rescate de los restos permitirá estudiar la tecnología naval empleada en los barcos españoles, en ese entonces, que navegaban el Océano Pacífico.





Esta nota tiene 182 palabras . .

No hay comentarios