El ciclo del estratega portugués José Mourinho ha terminado en el Real Madrid con la victoria que tuvo frente al Osasuna en el estadio Santiago Bernabeu, donde tuvo un contraste entre aplausos y silbidos de parte de los seguidores del equipo español.

En el campo de juego se desarrollaba el partido con la victoria contundente de 4-2 con los tantos de Gonzalo Higuian, Essien (que lo celebró con el estratega), Benzema y Callejón, pero las cámaras y los flashes de los fotógrafos estaban perdidos en las reacciones de Mourinho durante el encuentro.

La salida tardía al campo de juego de Mourinho permitió percibir el real alcance de su partida. Pancartas en apoyo para el portugués, y silvidos de parte de una hinchada dolida por no conseguir títulos en la última temporada era el tópico del Santiago Bernabeu.

Y su despedida no podía estar fuera de su polémica personalidad, despidiéndose al final solamente de la tribuna donde se asientan los ‘Ultras’ del equipo, con un saludo a los seguidores que no le dieron la espalda, y una completa desatención a los que criticaron su accionar dentro del Real Madrid.





Esta nota tiene 185 palabras . .

No hay comentarios