El Ministro del Deporte, José Francisco Cevallos, en rueda de prensa esta mañana manifestó un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional (COI) para evitar sanciones internacionales que imposibiliten a los deportistas ecuatorianos participar en competencias fuera del país.

Cevallos afirmó que se le fue notificada por parte del presidente encargado del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) una nueva sanción internacional por la pugna de poderes en las federaciones deportivas del país, que se resolverá en reunión del COI en San Petersburgo esta semana.

Ante esta notificación, y en comunicación por Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español y designado mediador de la causa entre el Ministerio del Deporte y las federaciones no reconocidas por el COE, concretando una reunión (en la que también estuvo presente el presidente de la República, Rafael Correa) donde se llegó a un acuerdo final para evitar la sanción internacional.

“Se dio una forma para que se acepten las inscripciones que se desarrollen en estos días hasta que se resuelva este conveniente, que la federación ecuatoriana, reconocida por el Gobierno Nacional, pase una comunicación a través del COE y con un los planteamientos puedan ellos gestionar ante las federaciones gestionar la participación de los deportistas”, explicó Cevallos a la prensa.

Además, Cevallos comunicó que las primeras semanas de junio se reunirán comisiones con delegados tanto del COI como de las instituciones deportivas del país, para avalar la legalidad y el llamado de elecciones en las diferentes federaciones del país, para terminar de una vez por todas los problemas que han traído inconvenientes a los deportistas, negados de participar en varias competencias internacionales por esta causa.

“Nuestra postura no es que sean considerados ganadores o vencidos, es solucionar el tema en beneficio del deportista ecuatoriano, que no se perjudiquen las participaciones internacionales”, concluyó Cevallos.

Audio de la rueda de prensa del Ministro Cevallos





Esta nota tiene 299 palabras . .

No hay comentarios