José Francisco Cevallos, Ministro del Deporte, en conjunto con una delegación de pesistas juveniles, se presentaron ayer en la Defensoría del Pueblo para seguir una causa legal contra Luis Zambrano, presidente de la Federación Ecuatoriana de Halterofilia, acusándolo de impedir la participación de los representantes ecuatorianos en el Mundial de este deporte que se desarrolló en Perú.

La delegación fue impedida de actuar en este torneo al no tener el aval de Zambrano, quien es reconocido por el Comité Olímpico Internacional (COI), pese a las pugnas que existieron entre el ministerio del Deporte y el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE), por lo que los deportistas se presentaron con el reconocimiento de Julio César Arteaga, elegido con el auspicio de Cevallos como titular de la Federación Ecuatoriana de Levantamiento de Pesas.

Este hecho provocó el enojo de los deportistas, que inclusive llegaron a reunirse con el presidente de la República, Rafael Correa para llevarles su queja por lo que sucede en el COE y sus organismos adjuntos, que han mermado las competiciones internacionales de varios deportistas por sus peleas de poder.

Cevallos, en la presentación de la demanda, afirmó que los directivos acusados “le han hecho un mal al deporte”, por lo que no permitirá que se vulneren los derechos de los atletas, por encima de una disputa innecesaria.

“No es una acción personal, es algo de país y tendrán que responder por el daño a los deportistas”, agregó Cevallos sobre este tema.





Esta nota tiene 238 palabras .

No hay comentarios