Emelec consiguió derrotar no sin dificultades a Fluminense en el estadio George Capwell en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, por el marcador de 2-1, con lo que aventaja al cuadro brasileño en la llave buscando los cuartos de final.

Para los ‘Millonarios’, el partido se venía en los papeles un poco complicado en defensa, donde tenía las ausencias de Gabriel Achilier y Cristian Nasuti por suspensión, y José Luis Quiñónez por lesión, por lo que el estratega Gustavo Quinteros alineó a John Narváez y Wilson Morante.

Pese a los cambios, la defensa no sufrió demasiado, trasladando el déficit a la delantera, donde llegó poco, sin mucho peligro, y desaprovechó las jugadas que tuvo frente al arco de Diego Cavalieri, que supo responder con certeza.

Un remate de Marcos Mondaini fue lo más peligroso de los locales, que se adelantaron en el marcador por un error defensivo de Euzebio en un rechazo que terminó en el fondo de las redes del arco brasileño, cuando se jugaban 32 minutos.

La alegría de Emelec no duró mucho. Antes de finalizar la segunda mitad, un soberbio remate desde fuera del área de Wagner le daría el empate a Fluminense, gol clave para los brasileños en miras al partido de vuelta.

Para la segunda mitad, pese al ingreso de Marcos Caicedo, Vinicio Angulo y Fernando Gaibor en la ofensiva, poca fue la mejora para Emelec, que apenas tuvo, al minuto 83, una clara oportunidad en los pies de Mondaini, que atajó de gran manera Cavalieri.

Cuando el partido se acercaba al final y parecía que el empate estaba decretado, un penal sobre Marcos Mondaini de Euzebio le dio la oportunidad a Fernando Gaibor de anotar el gol de la victoria, sellando en triunfo con un preciso remate.

La vuelta se jugará el próximo 8 de mayo en tierras brasileñas, donde Emelec buscará quedarse con la llave y pasar a cuartos de final.





Esta nota tiene 318 palabras . .

No hay comentarios