Chelsea, el actual campeón de la Champions League, tras una mala campaña en el torneo estelar de la UEFA, tiene la oportunidad de reinvindicarse jugando la final de la Europa League, la cual disputará con el Benfica de Portugal.

El cuadro portugués pudo remontar un marcador adverso de un gol en contra ante el Fenerbahce, de local superándolo con un claro 3-1, con goles del paraguayo Óscar Cardozo (en dos ocasiones) y del argentino Nicolás Gaitán, mientras que Kuyt puso el suspenso con el empate para el cuadro turco.

Por su parte, Chelsea tuvo una clara partida con el Basel, en la ida había ganado 2-1, y esta vez logró liquidar con un contundente 3-1 al cuadro suizo. Los goles para la clasificación llegaron por medio de Salah para el Basel, mientras que los goles del cuadro londinense fueron anotados por Fernando Torres, Moses y David Luiz.

La gran final se jugará en el Amsterdam Arena en Holanda el próximo 15 de mayo.





Esta nota tiene 160 palabras . .

No hay comentarios