El astro del fútbol mundial, Lionel Messi, se ha sumado una nueva victoria, pero esta vez fuera de las canchas, donde compró la propiedad de sus vecinos en la búsqueda de más tranquilidad.

Messi, que tiene una propiedad en Castelldefels, se veía afectado por la situación de sus vecinos, que al tener problemas financieros pusieron en alquiler su casa en forma de apartamentos, lo que causó más de un problema a la familia de ‘La Pulga’.

El excesivo ruido y la curiosidad de los inquilinos provocó de la familia de Messi decidiera construir una especie de medianera, para mantener alejados a los vecinos, pero esto estaba en contra de la ley de urbanidad por lo que le podía causar problemas legales.

Ante esto, decidieron poner fin al asunto comprando la propiedad de los vecinos en un valor aproximado de un millón de euros, finalmente logrando acabar con sus problemas de vecindad.

Vía: Futbolizados





Esta nota tiene 149 palabras . .

No hay comentarios