En el inicio de los honores fúnebres del líder venezolano Hugo Chávez, la imagen que más captó la atención fue el llanto desconsolado de su madre, que al pie del féretro que contiene los restos de su hijo, no pudo encontrar calma a su dolor.

Las palabras del sacerdote que realizaba los rituales cristianos en homenaje a Chávez provocaron el llanto de la madre del líder, Elena Frías, que no podía ser consolada por las personas cercanas que trataban de brindarle apoyo.

Los restos de Chávez, que está siendo trasladado hacia la Hall de la Academia Militar, en el Fuerte Tiuna, son despedidos de manera multitudinaria por millones de personas en el país vecino.





Esta nota tiene 117 palabras .

No hay comentarios