La victoria del cuadro del ‘Timao’ sobre Millonarios por la Copa Libertadores tuvo una particularidad, el grito en silencio de los dos goles marcados por los delanteros, sin el eco de los hinchas en el estadio de Pacaembu.

Corinthians fue sancionado por la CONMEBOL debido al fallecimiento de un fanático por el lanzamiento de una bengala de parte de la hinchada del equipo brasileño en el partido que el ‘Timao’ empatara ante San José en tierras bolivianas.

Pese a que se habló de una sanción más severa como la eliminación del actual campeón de la Copa Libertadores del torneo, finalmente se castigó a Corinthians de jugar sin público sus encuentros de la Copa Libertadores.

Los goles de Paolo Guerrero y Alexandre Pato apenas pudieron ser festejados por cuatro hinchas que lograron ingresar, y los gritos de los fanáticos venían de fuera del estadio, donde la barra del cuadro brasileño se reunió para ver el partido en pantallas gigantes.





Esta nota tiene 155 palabras . .

No hay comentarios