Otro caso de violencia se vivió ayer en la Copa Libertadores. Esta vez quienes protagonizaron este lamentable hecho fueron las hinchadas de Peñarol y Velez, en el encuentro disputado en el estadio Centenario de Montevideo.

Durante el encuentro, las hinchadas de ambos equipos, ante la poca seguridad en el estadio, se enfrentaron entre ellos con objetos contundentes, obligando inclusive a paralizar por pocos minutos el partido.

Lo peor llegaría terminado el partido, donde los hinchas de Vélez causaron daños en palcos y suites del estadio, rompiendo vidrios, sillas y hasta aparatos electrónicos, lo que provocó una respuesta de la policía, que repelió los hechos con balas de gomas y gases lacrimógenos.





Esta nota tiene 109 palabras . .

No hay comentarios