La Corte Suprema de Estados Unidos confirmó hoy que aplazó por 30 días la ejecución en Georgia del reo Warren Lee Hill, cuyos abogados argumentaron que está mentalmente incapacitado.

Según reportó la cadena televisiva CNN, la ejecución de Hill fue suspendida minutos antes de recibir una inyección letal en la noche del martes en una cárcel de ese estado.

Un tribunal federal de apelaciones de Atlanta consideró la solicitud de la Defensa y le otorgó un mes para que entregue más argumentos por escrito sobre si el condenado se acoge a la prohibición de ejecuciones en caso de discapacitados mentales.

El representante legal de Hill, Brian Kammer, expresó hoy que tres médicos examinaron a su cliente y concluyeron que cumple con los criterios establecidos sobre retraso mental.

Lee Hill fue condenado por el asesinato de otro interno, José Handspike, en 1990, mientras cumplía cadena perpetua por el homicidio en 1985 de su novia Myra Wright.

La Defensa planteó al Supremo que el coeficiente intelectual de su cliente no es normal, en virtud de la decisión de la máxima instancia de justicia en 2002 de prohibir toda ejecución de personas con retraso mental.

Sin embargo, Georgia es el único estado de la Unión que requiere por ley que esa anomalía sea probada “más allá de toda duda razonable”.

El resto de los territorios del país aceptan los “elementos preponderantes” para decidir que un sentenciado padece ese tipo de discapacidad, lo que le evitaría la pena capital.

La inyección letal de Hill fue programada antes en julio, pero el Supremo la suspendió entonces por motivos procesales. Este es el segundo aplazamiento de la ejecución en menos de un año.





Esta nota tiene 269 palabras . .

No hay comentarios