El presidente del Comité Judicial del Senado, Robert Goodlatte, se pronunció hoy en contra de una reforma migratoria auspiciada por el presidente Barack Obama que permitiría a los indocumentados optar por la ciudadanía estadounidense.

El legislador republicano por el estado de Virginia argumentó que no hay necesidad de incluir esa provisión en los proyectos que se discuten en el Capitolio sobre el tema.

Según Goodlatte, los inmigrantes tienen actualmente esa posibilidad si cumplen los requisitos establecidos, pero no debe permitirse dicha opción a quienes violaron las leyes al entrar de forma ilegal a territorio estadounidense.

Los comentarios del senador son particularmente importantes debido a la influencia que tiene por encabezar un comité que resulta clave en el análisis de cualquier legislación migratoria, señala este jueves el diario The Hill.
Goodlatte dijo que Obama debe calmarse y dejar que el Congreso cumpla sus funciones.

De acuerdo con datos oficiales, desde que el mandatario tomó posesión en enero de 2009, han sido deportados más de millón y medio de inmigrantes ilegales, y solo en el año fiscal 2012 se registraron 409.849 expulsiones.

Encuestas recientes señalan que alrededor de 80 por ciento de los votantes estadounidenses apoyan una reforma migratoria que permita a los indocumentados lograr la ciudadanía.





Esta nota tiene 199 palabras

No hay comentarios