El asambleista Rolando Panchana denunció un caso de suplantación de identidad en el seleccionado Sub-20 de Perú, que recae sobre el jugador Max Barrios, quien realmente sería ecuatoriano y se llamaría Juan Carlos Espinosa.

Panchana entregó la respectiva denuncia al principal de la Federación Ecuatoriano de Fútbol (FEF), y además anunció a medios de prensa que el caso se habría dado hace algunos años, en los que el jugador, que en realidad tendría 25 años, jugó con cédula ecuatoriana en equipos como Liga de Loja, Deportivo Cuenca y Municipal Cañar, en las divisiones formativas.

El jugador estaba en la selección peruana que disputa el Sudamericano Sub-20 en Argentina, donde abandonó la concentración sin explicación alguna, y fue localizado en territorio ecuatoriano, lo que agudizaría argumentos en su contra en este caso.

Max Barrios no cuenta con registros en las divisiones formativas en el fútbol peruano, apareciendo apenas hace un par de años en el Juan Aurich, donde gracias a su buen accionar su ascendido al primer plantel, lo que le valió la convocatoria al seleccionado del país vecino en la Sub-20.

Según la ficha registrada en la FEF, Juan Carlos Espinosa comenzó su carrera en el 2008 como juvenil Sub-18 en Liga de Loja, actuando en el equipo de Primera en el ascenso del cuadro lojano en el 2010, haciendo parte de las formativas en este equipo.

Rolando Panchana pide la investigación de caso para, si se llega a comprobar la irregularidad, se pueden poner sanciones severas a los culpables.





Esta nota tiene 245 palabras

No hay comentarios